19/9/12

ASTURIAS-GINEBRA, UNA RUTA INFRAVALORADA

El próximo 28 de octubre terminará la actual temporada de verano en los aeropuertos españoles, y con ella, como ya es tradición, la ruta Asturias-Ginebra que desde 2008 opera Easyjet entre abril y octubre.

Pero este octubre será diferente, se alcanzará el pasajero 60.000 en las más de 450 frecuencias que desde 2008 se llevan operando.

El enlace, como es ya habitual no se operará durante el "invierno" y volverá a operarse a partir de abril de 2013, con vuelos ya a la venta.

Como un reloj suizo,a las 11:50 de la mañana de un 22 de abril de 2008, entre los sones de las gaitas dispuestas por la Sociedad Regional de Turismo, aterrizaba en Asturias el primer enlace de la ruta Asturias-Ginebra. Peter Voets, responsable de comunicación de la compañía aérea en Europa por aquel entonces afirmaba que para que la conexión fuera rentable sin ninguna otra promoción las ocupaciones de los vuelos deberían alcanzar una media de entre el 80%-85%. La ruta comenzó con 3 frecuencias semanales reforzadas durante los meses de verano, pero tras una temporada operándose llegaron los recortes.






























Los recortes en la ruta pretendían aumentar la ocupación de los aviones, y así la rentabilidad de los vuelos, hasta situarlos en la horquilla del 80%-85%.
Así se pasó de las 150 frecuencias operadas en 2008 a las 72 de 2010, menos de la mitad. Sin embargo la demanda hizo que el pasaje no disminuyera tanto como la oferta y en consecuencia la tasa de ocupación de los aviones pasó del 74% en 2008 al 86% en 2010.

Sin embargo estos recortes que dejan a la ruta con un única frecuencia semanal (reforzada en julio y agosto) y que se limita a los meses "de verano"  parecen no ser suficiente para la óptima conexión de Asturias y un destino "no estacional" que conecta con una de las mayores colonias de asturianos en el extranjero con un alto atractivo en invierno debido a las "escapadas de esquí" y que conecta con una buena red de comunicación que en poco más de 1 hora te permite llegar a ciudades como Lausanne, Berna, e incluso Basel o Zurich.

Análisis general:
Para entender la evolución de la ruta nos tenemos que remontar a 2008, año en el que comienza el enlace y año también en el que tras conseguir el récord de pasajeros de la historia del aeropuerto de Asturias, comienza la caída en el número de conexiones y pasajeros, contextualizado en la crisis económica que agrede con fuerza al sector aéreo en Europa y principalmente en España y ver la evolución del número de enlaces, pasajeros y ocupaciones de los vuelos.


Hay que tener en cuenta que los primeros recortes en la ruta se producen tras la primera temporada de implantación, cuando la ruta aún no estaba consolidada entre sus posibles pasajeros, que incluso desconocían de su existencia.

Ahora bien, con una frecuencia semanal de abril a octubre (y el refuerzo con una segunda frecuencia durante julio y agosto) y la consolidación de la que goza en la actualidad, nos surgen varias preguntas:

¿Una estancia de como mínimo 8 días en un supuesto destino vacacional/negocios que posibilita la actual frecuencia semanal no puede llegar a ser demasiado sin otra alternativa de transporte?
El recorte de frecuencias para hacer que los vuelos vayan "más llenos" y así sean más rentables, puede no ser la solución cuando la merma de frecuencias "obliga" a los viajeros a pasar un mínimo de 8 días en destino, cuando la alternancia de por ejemplo 2 frecuencias semanales miércoles y sábado, permiten estancias de 3, 4 o 8 días con lo que se podría captar a más pasajeros añadiendo, ahora que la ruta es conocida a otro tipo de pasajeros que hagan "escapadas" de menos días a lo largo de todo el año.


¿Una ruta no estacional (vacacional) como Asturias-Ginebra no podría operarse durante todo el año?
Una ruta como Asturias-Ginebra que funciona durante los meses estivales, debería de tener buena acogida en la temporada invernal; el gran número de emigrantes asturianos en Suiza, el atractivo de las escapadas de esquí a los Alpes, y los importantes centro de negocios y turismo city-break de las principales ciudades suizas y Oeste de Francia, bien comunicadas con el aeropuerto de Ginebra posibilitan que siempre que no se "obligue" a pasar toda una semana en destino, se pueda rentabilizar el enlace más allá de las semanas navideñas.
Estos factores, al contrario que ocurre con los vuelos veraniegos a las islas, con poca demanda en invierno, constatan la escasa estacionalidad del destino.


Casos cercanos:
La pasada temporada de verano, Easyjet comenzaba a operar la ruta Ginebra-Santiago de Compostela. Tras operarse en la temporada de verano, el enlace siguió operándose durante el invierno, y de cara a la temporada que comienza, comenzarán un segundo enlace con la también suiza ciudad de Basel (también durante todo el año). La ciudad cuenta además con un enlace con Zurich que Vueling opera durante el verano y las semanas navideñas y un segundo enlace con Ginebra operado por Iberia durante el verano.
Aunque cierto es que el aeropuerto de Santiago da servicio a una región con una población mucho mayor que la asturiana; las similares características económicas, sociales y el fuerte carácter migratorio a Suiza que comparten dichas regiones, hace suponer que tal empresa, en su escala correcta, pudiera ser aplicable desde Asturias; 

Ahora que la ruta es conocida y está consolidada, todo es cuestión de apostar por una mejora de los enlaces entre Asturias y Ginebra durante todo el año!






Publicar un comentario